Miércoles, 26 de Noviembre de 2014
   Spanish English French Italian
   
Texto

Maíz: principales plagas del cultivo

Agregar Pagina a FavoritosEnviar por EmailImprimirGuardar como PDF
Compratir
maizDe concretarse la mayor intención de siembra de maíz y sorgo que se estima para la campaña 2010/11, es fundamental tomar las precauciones necesarias para evitar los daños producidos a la siembra y aquellos posteriores a la misma realizando los monitoreos luego de la implantación. Los altos rendimientos de maíz logrados en los últimos años indican un buen manejo agronómico de los cultivos, en el cual la protección contra el ataque de insectos y patógenos y la disminución o eliminación de la competencia por malezas constituyó un aspecto relevante para la obtención de esos resultados.

 
Gusanos blancos

Es recomendable el monitoreo de suelo antes de la siembra principalmente en aquellos lotes que salgan de pasturas o donde se haya observado daño en trigo de la campana anterior. El recuento de estos insectos se puede realizar en muestras de suelo de 0,25 m2 por 30 cm de profundidad (50x50cm ó 56 cm diámetro). Hasta el presente, se ha identificado como principal especie perjudicial para el cultivo de maíz al bicho candado (Diloboderus abderus), que tiene sólo una generación anual y cuyos adultos se presentan en los meses de verano.

Orugas cortadoras (Lepidoptera: Noctuidae)

Las orugas cortadoras tienen un gran potencial de daño en maíz durante la etapa de emergencia debido a que el hábito de corte de plantas contiguas en la misma hilera limita significativamente la capacidad de compensación de las plantas.
En presiembra o preemergencia, el muestreo consiste en la búsqueda de las orugas principalmente en rastrojos enmalezados, o uso de cebos tóxicos en microparcelas (10 m2). Umbral de tratamiento en presiembra: 2000 - 3000 larvas/ha. Umbral de daño en postemergencia en maíz: 5 % de plántulas cortadas.
No se recomienda la aplicación preventiva de insecticidas sin la justificación técnica brindada por el monitoreo previo del lote.

 
Barrenador menor del maíz (Elasmopalpus lignosellus)

Es una oruga de reducido tamaño (1,5–1,8 cm), delgada, marrón, con bandas transversales claras, de movimientos muy activos cuando se la molesta.
El difícil control de este insecto hace necesario tener información anticipada sobre la posibilidad de ataque para implementar medidas de manejo preventivo. Estos datos pueden ser climáticos, como sequía prolongada, presencia de la plaga en cultivos ya sembrados, y el nivel de densidad relativa de la población de adultos obtenido con trampas de luz.
 Varios insecticidas sistémicos formulados como terápicos de semilla están registrados para su control de tipo preventivo en soja y maíz. De no contar con la información correspondiente y en caso de identificarse condiciones predisponentes para sus ataques, se recomienda la aplicación de insecticidas de manera preventiva en aquellos lotes de suelos sueltos con baja cobertura de rastrojo.


Chinche de los cuernitos (Dichelops furcatus)
El daño de esta chinche se ha documentado en maíces en estado fenológico alrededor de V2. En la campaña 2009-2010 se reportaron daños de diferente intensidad en función de la densidad poblacional y del momento en que fueron atacados. En la actualidad se están conduciendo ensayos con la finalidad de registro de tratamiento de semillas para su manejo. Se recomienda un tratamiento previo a la siembra si el muestreo arroja una estimación de 1 chinche/m2.

Barrenador de la caña  (Diatraea saccharalis)

Plaga importante del maíz y sorgo de la región pampeana, el barrenador del maíz tiene un potencial de merma de rendimiento del 10-20 % por daño fisiológico, a lo cual deben sumarse las eventuales pérdidas por caída de plantas y espigas en híbridos convencionales. Se estima que la superficie sembrada con cultivares de maíz transgénicos varía entre 50 y 100% de la superficie sembrada, según la zona.
Las larvas de la segunda generación, luego del nacimiento, se introducen en las axilas de las hojas afectando los meristemas de crecimiento, como así también en la base de las espigas. Esta generación suele ser la que mayor daño produce en función del estado fenológico del cultivo.
Las evaluaciones de daño efectuadas en materiales  Bt han evidenciado un excelente control de la plaga mientras que los híbridos comunes pueden sufrir mermas de rinde de hasta 20% por daño severo del barrenador de la caña.


Oruga de la espiga (Heliothis zea (Sin.):Helicoverpa zea)

En los últimos años se observó un crecimiento del control de Heliothis sp. en maíz de siembra tardía, ya que este insecto tiene bajo impacto en los cultivos de siembra temprana en la zona núcleo de la región pampeana pero provoca daños importantes en los de fecha avanzada de implantación. Esta especie es de origen subtropical por lo cual las larvas y pupas invernantes no toleran los fríos del invierno a la latitud de la región núcleo maicera y los adultos llegan a la zona templada a partir de fines de Diciembre y Enero, luego de la floración de los maíces tempranos.

Oruga militar tardía - Oruga cogollera (Spodoptera frugiperda)


Se trata de una plaga muy importante en maíz y sorgo en el NOA y NEA con intensas infestaciones anuales. En el área pampeana central la plaga es conocida por los ataques a los verdeos durante el otoño pero también puede causar ataques intensos durante el verano a soja, alfalfa y forrajeras. La oruga militar tardía consume el follaje de los diversos cultivos huéspedes con lo cual causa daños en la producción de forrajes y puede destruir a cultivos agrícolas si el ataque es muy temprano o disminuir el rendimiento de granos por reducción del área foliar. El maíz y sorgo pueden ser atacados desde el nacimiento y si la oruga ya estaba en el lote puede cortar plántulas como una oruga cortadora.
Varios insecticidas están registrados para el control de la oruga cogollera en los diversos cultivos. Los tratamientos tempranos, con larvas chicas y la buena calidad de las aplicaciones generando gotas pequeñas con la finalidad de ingreso en el cogollo, tanto terrestres como aéreas, son esenciales para un buen control de esta plaga.
Una práctica aconsejada en siembras tardías o regiones con ataques muy tempranos en maíz son los tratamientos preventivos con insecticidas sistémicos en la semilla ya que protegen durante 10-15 días a las plántulas luego de la germinación.
El uso de híbridos con resistencia a Spodoptera brinda una solución importante para aquellas zonas donde la presión de la plaga es importante principalmente en siembras tardías.


La versión completa de este trabajo
Autor: Ing. Fernando Flores) puede descargarse en el sitio web del INTA Marcos Juárez (http://www.inta.gov.ar/mjuarez/info/documentos/entomologia/plmaiz10res.htm)



Compratir

Noticias Más Leidas

Get Adobe Flash player

Mercados a Término

    Rosario

    Buenos Aires

    Chicago

Boletin de Noticias

Suscríbase a nuestro Newsletter para recibir en su e-mail las noticias más destacadas.
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player
Get Adobe Flash player

Login Form